Según las llamadas religiones del libro, Judaismo, Cristianismo e Islamismo, dios creo antes el Jardín del Edén y a continuación creo al ser humano, posteriormente y durante mucho tiempo se nos ha enseñado que todo fué creado para uso y disfrute de los humanos, situándonos en la cúspide de la “creación”. Visto lo visto y la evolución de las cosas, es mas natural pensar que este pensamiento y esa manera de entender las relaciones con nuestro entorno son erróneas, ya que estaría por asegurar que el ser humano fué “creado” como un elemento más para el jardín del Edén y no al revés. Es hora de bajar de la cúspide y empezar a aprender a mirar a nuestro alrededor como a iguales, pensando en la consecuencia de nuestras acciones sobre nuestro entorno.

Uso de cookies

Nos importas y por ello usamos cookies, acepta para dar el consentimiento a las cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR